Share It

sábado, 17 de abril de 2010

LA HISTORIA Y SUS MATICES: EL CATÁLOGO DE MANUALES


El desarrollo de las obras científicas de larga duración ofrece, entre las muchas horas que requieren, la satisfación de una visión de conjunto. Poco a poco, va surgiendo, tras varios años de recopilación, el catálogo de manuales de literatura griega y latina publicados en España. Interesantes problemas, teóricos y prácticos, van articulando este proyecto bibliográfico y documental que arrojará datos significativos para la pequeña-gran historia del aprendizaje de las literaturas. POR FRANCISCO GARCÍA JURADO. HLGE.

Desde fuera, todos los manuales pueden parecer iguales. Los detalles se aprecian cuando vamos entrando y aprehendiendo las claves que han constituido el relato de las literaturas griega y latina. Es algo parecido a la labor de un entomólogo. Sin embargo, vamos apreciendo cómo de las "bibliotecas dieciochescas" se va pasando a los relatos históricos, del devenir, que tratan de explicar las razones del esplendor y la decadencia. El manejo de los viejos manuales no es tampoco cuestión baladí. Una de las cosas más significativas que hemos descubierto es el papel de las encuadernaciones. En muchas ocasiones, los libros se adquieren en "rama", con un mero papel como envoltorio, con el fin de que los padres lleven al encuadernación los volúmenes que sus hijos llevarán durante el curso. Cuánto me recuerda la labor de nuestras madres forrando con plástico los libros recién comprados. En las encuadernaciones, cuando ya vienen incorporadas, destaca la bella y, a la vez, discreta pasta española. Por lo demás, el estudio de los autores que elaboraron tales libros nos da ciertas pautas acerca de su lugar social. Es verdad que la mayor parte han sido catedráticos, pero algunos, destacan por su condición de intelectual, como Salvatore Costanzo, de autores literarios famosos, como Pons y Gallarza o Carles Riba, y hasta presidentes de gobierno, que sería el caso notable de José Canalejas y Méndez. Frente a lo que pudiera esperarse, algunos de los libros que catalogamos presentan aspectos muy definidores de la cultura intelectual hispana de la época, como la preocupación bibliográfica o la crítica a los presupuestos positivistas que llegan a partir de los años 70 del siglo XIX. La historia política tampoco es ajena al desarrollo de estos pequeños libros, y ésta puede encontrarse tanto en la condición de exiliados que tienen algunos de los autores que consideramos, ya sea a finales del siglo XVIII o en los años cuarenta del siglo XX, como en los planteamientos liberarles o conservadores desde los que se tratan autores tan delicados como Lucrecio. El asunto historiográfico como tal no se ha tratado, y mucho menos desde un punto de vista sistemático y global como el que estamos desarrollando aquí. Sin embargo, muchos de los autores han sido estudiados desde el punto de vista particular, circunstancia que nos ha llevado a tratar de compilar toda la bibliografía existente. La obra dará cuenta de un particular espacio cultural y educativo, lleno de matices y reacio a las generalizaciones a las que tan acostumbrados nos tienen.


FRANCISCO GARCÍA JURADO HLGE