Se ha producido un error en este gadget.

martes, 27 de septiembre de 2011

¿Escribió Plauto en lengua vasca?

Algunas de las muchas noticias que voy recogiendo tanto para las biografías como para las obras que integran mi Catálogo razonado de manuales de literatura griega y latina en España son, cuando menos, sorprendentes. Este es el caso de la polémica que se entabló en torno a la erudita cuestión de si seis de los versos que aparecen escritos en púnico dentro de la comedia Poenulus de Plauto estaban escritos en lengua vasca. FRANCISCO GARCÍA JURADO HLGE
Fleury de Lécluse (1774-1845) fue profesor de lengua griega en la Universidad de Toulouse y es un buen representante de lo que entendemos como erudito romántico. Los eruditos románticos se caracterizan por algunos intereses nuevos, como el cultivo de las historias nacionales de la literatura, el gusto por autores arcaicos, especialmente Plauto, o el uso de las lenguas modernas como vehículos de comunicación del conocimiento relativo a la Antigüedad clásica. De manera concreta, el renovado interés por la comedia latina, en especial la de Plauto, es ya de por sí un indicio característico de la historiografía de la literatura latina durante la época romántica, pues ve en este autor latino un exponente del lenguaje popular. No es, a este respecto, una mera anécdota la curiosa polémica que en torno a Plauto surgió precisamente al calor de la moda de los estudios sobre lengua vasca, y que consituye otro rasgo de la erudición romántica. Lécluse cuestiona en su Grammaire Basque, publicada en 1826, que seis versos procedentes de los textos púnicos del Poenulus plautino pudieran estar escritos, precisamente, en lengua vasca. Cuestionaba de esta forma las encendidas propuestas de algunos eruditos que, como ocurrió especialmente Bartomé de Santa Teresa, no dudaron en enfrentarse abiertamente y por escrito con el profesor francés. Así lo vemos en el libro titulado Plauto bascongado ó el bascuence de Plauto en su comedia Poenulo acto 5º 1ª y la impugnación del Manual de lengua basca, publicado en 1828. Lécluse, a su vez, replicó con un opúsculo titulado Plauto polígloto, o sea, hablando libremente hebreo, cántabro, céltico, irlandés, húngaro, etc., publicado en 1828. El título es, naturalmente, irónico, pues el autor afirma que con los métodos de interpretación que adoptan los exégetas Plauto podría haber hablado incluso en chino, y hasta da pruebas de ello. Así las cosas, Plauto queda unido a la propia polémica relativa a los orígenes de la lengua vasca, que es un cuestión candente a partir del siglo XIX, dado que atrajo la atención de estudiosos tan relevantes como el propio Wilhelm von Humbloldt. Francisco García Jurado

2 comentarios:

Ricardo Gómez dijo...

Si te interesa el tema, hay un artículo, escrito en euskera, en el que se publican los textos relacionados con esa polémica. Además de los que tú mencionas, invluyen la respuesta de Fray Bartolomé (Anti-Plauto polígloto..., 1829) y una carta de Juan Ignacio Iztueta a Juan José Moguel, publicada en 1829 en dos columnas castellano-euskera; solo toca el tema de Plauto indirectamente, pero es interesante porque el autor guipuzcoano apoya a Lécluse y ataca a Fray Bartolomé.

La referencia del artículo es la siguiente:

Lakarra, Joseba A. y Blanka Urgell, 1988, “Plauto Bascongadoren eztabaida: testu bilduma”, Anuario del Seminario de Filología Vasca "Julio de Urquijo" 22:2, pp. 479-539.

Francisco García Jurado dijo...

Muchas gracias por la información, Ricardo. Sí conozco el resto de la polémica, pero no consideré oportuno dar cuente de todos los pormenores. Es un placer leerte