Se ha producido un error en este gadget.

martes, 1 de diciembre de 2009

DE VUELTA DE VITORIA: BLOGS Y CONFERENCIAS


Escribir un blog es un hábito y al cabo del tiempo se convierte en una forma de estar en el mundo. Circunstancias concretas e ideas se dan cita casi sin solución de continuidad en estas páginas que se suceden y crean, sin pretenderlo, una forma de diario abierto. Tras haber ido a Vitoria a pasar el fin de semana y después a intervenir en las II Jornadas sobre antiguos y modernos, regreso también a este pequeño mundo cotidiano, al encuentro con unos lectores, entre conocidos y lejanos, que crean en mí una razón poderosa para escribir. Cuando antes de la conferencia me presentó mi amiga Maite García de Iturrospe mencionó los blogs que desarrollo como parte de una inquietud vital, en especial este blog dedicado a los lectores audaces. Realmente ha supuesto toda una experiencia, un ejercicio de escritura rápida y, a la vez, constante. Alimentar un blog requiere mucha madera, pero también es una forma de alimentarla. Cuántas veces he esbozado aquí lo que con el tiempo terminaría siendo un trabajo. Así ocurre con mi charla en Vitoria, "La ciudad invisible de los clásicos: entre Aulo Gelio e Italo Calvino", que en buena manera he contado como si se tratara de una conferencia-blog. Deliberadamente decidí llevar un tema no terminado, algo en lo que llevo trabajando desde hace tiempo y que me da mucha pena terminar: la historia del concepto de "clásico", desde que Aulo Gelio lo utilizó para hablar de los antiguos autores latinos hasta la genialidad posmoderna de Italo Calvino. Siglos de distancia, pero, sin embargo, un camino invisible entre ambos autores me ha permitido desarrollar una de las conferencias más personales y vividas que jamás he impartido. Ideas y biografía unidas a través de un riguroso análisis textual. Si la metáfora social de los´clásicos deja entrever una Roma ideal en la que habita Plauto, Calvino, el gran reformulador del concepto de clásico a finales del siglo XX, hace que se represente eternamente una comedia del mismo Plauto en una de sus ciudades invisibles: la de Melania. Al cabo del tiempo he conseguido articular con un lenguaje propio las claves esenciales para trazar una historia no académica de la literatura grecolatina en las letras del siglo XX. He visto cómo nacía la idea (no sé si a mi pesar) y he persenciado el milagro de su consolidación, de lo que comienza a ser una existencia propia que transciende una circunstancia personal. Este blog se ha convertido en una herramienta indispensable para dar a conocer ideas y proyectos, mucha más allá de un mero medio o circunstancia.
Francisco García Jurado
H.L.G.E.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias, amigo. Te esperamos, siempre, con los brazos abiertos,