Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 11 de noviembre de 2010

LAS REPRODUCCIONES EN MINIATURA DE LOS FRISOS DEL PARTENÓN


La reproducción de las obras de arte tiene su propia historia, y a menudo algunas de estas reproducciones pasan a ser también piezas de los mismos museos. Esto ocurre con las reproducciones de los frisos del Partenón que llevó a cabo John Henning. POR FRANCISCO GARCÍA JURADO HLGE

El escultor escocés John Henning (1771-1851) creó una serie de reproducciones ideales de las escenas de los frisos del Partenón de Atenas. Debido al estado fragmentario de los frisos, el autor incluyó algunas adiciones y restauraciones de su propia cosecha. Los moldes de estas creaciones también se conservan en el Museo Británico desde 1938, es decir, en el mismo edificio que alberga los frisos originales. De todos es sabido que estos frisos llegaron, junto con la esculturas principales del templo, al Museo Británico, donde se construyó una sala con las medidas adecuadas para su exposición. Los pequeños moldes recuerdan mucho los “intaglios” de esculturas clásicas que los viajeros del Grand Tour adquirían en Italia. Estos “intaglios” constituyen los precedentes de las postales que hoy día compramos como recuerdo de nuestra visita a los museos y galerías de arte. La gran diferencia está en que los moldes de los frisos reproducen unas obras que no se van a visitar al sur de Europa, pues son ellas mismas las que han hecho el viaje hasta Londres desde Grecia.
El British Museum tiene en línea un ficha dedicada a estas piezas:
http://www.britishmuseum.org/research/search_the_collection_database/search_object_details.aspx?objectid=447937&partid=1&output=People%2f!!%2fOR%2f!!%2f121420%2f!%2f121420-2-23%2f!%2fAfter+John+Henning%2f!%2f%2f!!%2f%2f!!!%2f&orig=%2fresearch%2fsearch_the_collection_database%2fadvanced_search.aspx&currentPage=1&numpages=10

1 comentario:

Ramon Torné Teixidó dijo...

Lo que impresiona de veras es el nuevo museo de la Acrópolis. Incluso el gobierno griego hizo propaganda: "vale la pena hacer novillos para ver el nuevo museo". Fui con mis alumnos ¡y salíamos a las nueve de la noche!